_detección y prevención

La gran mayoría de los adolescentes  españoles al cumplir 18 años ya ha consumido alcohol, la mitad ha fumado tábaco y mas de un tercio han consumido cannabis.

Aproximadamente uno de cada cuatro se encuentran implicados en comportamientos que  llevan asociados serios  riesgos  para su salud y para su bienestar personal familiar y social.

Detectar  lo antes posible estos jóvenes,  motivarlos y orientarlos en como reducir  o eliminar sus consumos problemáticos es una prioridad educativa  que no debemos aplazar.